lunes, 17 de septiembre de 2018

LA NUEVA ESTRATEGIA SILENCIOSA DE PODEMOS DA EVIDENTES FRUTOS.

Iglesias y su equipo hacen avanzar la senda de lo social.

En un principio, el gobierno de Sánchez no quiso mostrar la obvia necesidad que tiene de contar con la fuerza morada para poder realizar propuestas al conjunto del país. Para todos eran claras las preferencias de Sánchez hacia Rivera, al que ofrecía acuerdos de modo constante, así como una visibilizada animadversión hacia Pablo Iglesias. 
A estas alturas, el escenario político ha cambiado el rostro de modo radical y la fisionomía del las alianzas entre partidos no es, ni mucho menos la de hace solo unos meses atrás. 
Desde mi punto de vista, PODEMOS ha cambiado las formas ( no de estrategia) y el apoyo condicional y crítico que reflejaba de modo constante en los medios, lo traslada a las creadas comisiones de trabajo conjunto y solo utiliza el altavoz mediático cuando considera que es rentable a sus objetivos políticos. Ayer, en la entrevista de Ana Pastor al presidente del gobierno, pudimos constatar como éste ha normalizado, la relación inevitable que existe entre ambas formaciones, citando a la fuerza morada en varias ocasiones como el aliado fundamental.

La unidad entre PP y Cs, visualizada en el congreso cuando ambas formaciones usan como estrategia común la trampa tendida a Sánchez al respecto de su tesis doctoral, advierte al presidente del gobierno que Rivera, no hace amigos y que no dudará en atacarlo con la máxima dureza a la primera de cambio y sin miramiento alguno. Podemos suponer que esto, lo acerque mas a sus aliados naturales. De hecho y a mi juicio, el anuncio de hoy realizado por el presidente al respeto de la eliminación de los aforamientos, cumple dos objetivos fundamentales: por un lado asume una reivindicación histórica de los podemitas y por otra, responde con dureza a las formaciones de la derecha en su intento de erosión a Sánchez, colocando a Casado ante una situación compleja porque en la actualidad el dirigente popular no está imputado, precisamente por este aforamiento.
Ya se da por hecho que habrá un impuesto a las rentas superiores a 140/150.000 Euros anuales, que ha sido junto al impuesto a la banca otro de los grandes caballos de batalla de PODEMOS. Y de ésto último, no va a haber un impuesto a la banca de modo oficial pero si a las transacciones, lo cual aunque no es la propuesta podemita y seguramente no contentara a todo el partido, si implica a la banca en sus aportaciones al estado como pago al rescate que en su día hizo el pueblo español.


Quizás en estos momentos, la oposición de los morados al gobierno, no sea tan mediática y visible pero si mucho mas efectiva y pragmática. De hecho, lo que se está visualizando es una polarización enfrentada que de un lado tiene a PP y Cs (aún peleándose el espacio electoral de la ultra derecha) y de otro al PSOE junto a PODEMOS y las fuerzas que apoyaron la investidura. 
La afirmación televisiva del presidente de que las pensiones se ajustarán al incremento del IPC, era otra de las grandes reivindicaciones de los morados y se constata, como de una manera mas diplomática, menos oficializada, las propuestas, la oposición estratégica actual de Iglesias y su partido, se están convirtiendo en sustanciales avances. Sin duda la senda de lo social es hoy por hoy, la vía elegida por el ejecutivo de Sánchez y esto entronca con toda la programática del partido morado. No en vano, una de las acusaciones de la derecha al PSOE, es decir que ha caído en manos de los morados...
Esperemos mas avances sociales en los próximos meses.
Un saludo.