martes, 12 de diciembre de 2017

LA LLAVE DE PODEMOS ABRIRÁ LA PUERTA A UN GOBIERNO DE LO SOCIAL EN CATALUNYA.

¿ Donde están las llaves matarile rile rile?

Si hay una tónica que se mantiene en el análisis de los distintos sondeos y encuestas publicadas casi a diario al respecto de las elecciones catalanas es que PODEMOS tendrá la llave de la formación de un gobierno. Quizás sea este el esperado momento que necesita la fuerza morada para cambiar la inercia general que ha contagiado a todo el país del enfrentamiento entre independentismo y unionismo, hacia un eje que ponga encima de la mesa una ruta social para los ciudadanos catalanes.
El partido que dirige Iglesias, ha pretendido salir de esa dicotomía territorial que lo condena a un posición que no se entiende pero que tiene su propio recorrido a medio plazo en la política española.


No podemos olvidar que son ya algunas las veces que se ha vaticinado la catástrofe de PODEMOS, aún se siguen vaticinando en cuanto algunos sondeos otorgan (a veces de modo artificial obedeciendo directrices) un descenso por leve que este sea. Pero la realidad que es siempre bien tozuda coloca las cosas en su lugar en el momento justo y oportuno. Y la realidad estadística que hasta ahora hemos observado, está lejos de ser síntoma de  ningún tipo de hecatombe para los "podemitas".

Muy al contrario y pesea los ataques recibidos en todas las direcciones, pese a que el escenario está contagiado de una dualidad territorial no favorable, mantiene su espacio electoral y además se convierte en la llave que marque la dirección a seguir por el próximo gobierno catalán.
Se habla mucho de un descenso de entre uno y dos diputados, pero esto es solo una verdad a medias porque para todos es sabido que la participación se va a incrementar de modo sustancial, fundamentalmente por el enfrentamiento abierto entre dos bloques monolíticos y conservadores. Este incremento de la participación es el que resta los diputados a mi juicio, no es un descenso real, pero ademas en ningún caso es significativo si somos conscientes de que PODEMOS compite en un terreno que para nada le ayuda en su programática social y de derechos.

Aún quedan algunos días de campaña y veremos noticias en todas las direcciones, quizás algunas que incidan de modo insistente en la caída de Iglesias en Catalunya, pero esto esta también muy lejos de la realidad que marcan sus propios sondeos estadísticos.
Lo que no ha cambiado desde que se dió el pistoletazo de salida es que el triangulo que forma Domench, Colau e Iglesias va a definir el signo político del gobierno emanado de las urnas y lo mas importante que, de algún modo si juega bien sus cartas políticas, estará situando en primer plano sus exigencias sociales que darían un vuelco al monotema independentista.
Un saludo.