sábado, 18 de noviembre de 2017

PODEMOS DECIDIRÁ EN CUALQUIERA DE LOS TRES ESCENARIOS POSIBLES EN CATALUNYA, SEGÚN TODOS LOS SONDEOS.

La confluencia decide el signo del futuro gobierno catalán.

Según todos los sondeos que se están realizando desde distintos medios, confirman que los resultados de las próximas alecciones catalanas, no van a variar sustancialmente el panorama político que dió lugar a la DUI.
Estos nos dibujan tres escenarios posibles en los cuales el papel de PODEMOS va ser de decisorio en la configuración del gobierno. 
Para una mayoría independentista, para una mayoría unionista e incluso para un gobierno de la izquierda con ERC y el PSOE.



La mayoría absoluta en el parlamento catalán se alcanza con 68 diputados y en el primer escenario a la suma de ERC, PdCAT y CUP le faltarían en el mejor de los pronósticos unos pocos escaños para alcanzarla. Igualmente al bloque unionista que estaría configurado con Cs, PSOE y PP el mejor de los escenarios lo sitúa a  escasos escaños del objetivo, pero sin alcanzarlo. 
Las posibilidades de un gobierno de la izquierda pasarían por la suma de ERC, PSOE y PODEMOS, que igualmente sin la participación del partido de Iglesias no podría llevarse a cabo.
La fuerza morada tiene la llave para decidir el futuro político de Catalunya.

Desde mi punto de vista, no creo que Iglesias contemple mas posibilidad que esta última. 

El partido morado no "esta cómodo" en un escenario que gira alrededor de los problemas territoriales y de identidad. No es independentista y mucho menos va a posibilitar un gobierno con una mayoría de la derecha.  


Iglesias debe recuperar la senda de lo social porque es en este marco donde consigue el mayor apoyo y las mejores perspectivas de crecimiento. 
Por este motivo, es mas que probable que la única opción que contemple  la confluencia de izquierdas, es la de impulsar la formación de un gobierno reconduciendo este conflicto territorial hacia el terreno de las necesidades sociales de los ciudadanos junto a socialistas y ERC, aunque el hecho de que se haya optado por la ruptura de la actual composición en el ayuntamiento de Barcelona con el PSOE por la apuesta de este partido por el 155, a mi juicio, abriría la posibilidad de que "la confluencia de los comunes" intente gobernar en solitario con apoyos puntuales.
Quienes apostaron por el aislamiento de PODEMOS, situándolo al margen de cualquier salida del conflicto entre independentistas y nacionalistas españoles han conseguido justamente lo contrario, que es dejar en manos de este partido el color o signo político del próximo gobierno en Catalunya.


Un saludo.

M. Aguilera