miércoles, 29 de junio de 2016

DISTANCIARNOS DEL 15M...

Llevo meses de debates intensos con mi entorno que me han obligado a reflexionar con más profundidad al respecto de la actualidad política y mas en concreto en la situación general de Podemos incluidos los resultados electorales obtenidos. Reflexión que voy a tratar de exponer con la mayor claridad posible.
Entiendo que por distintos motivos al conjunto de las fuerzas sociales y políticas "del cambio" nos falta un análisis mucho más detallado al respecto de cual era el mensaje de la mayoría de nuestro pueblo lanzaba al conjunto de las fuerzas políticas, a las instituciones y en definitiva al propio estado a través de un movimiento que ningún analista vislumbró y cuya dimensión e influencia no tiene ningún referente histórico como fue el 15M.
¿ Y porque reivindico una revisión seria de nuestras herencias y relación histórica con ese movimiento? 
Hay varios argumentos para soltar sobre la mesa al respecto de esa incógnita. El primero, es porque no buscar los "diferenciales" con las fuerzas políticas y sus formas como reivindicaba el 15M nos convierte casi por la lógica de la inercia y la competitividad, en una variable mas de esa misma forma de hacer política y su rechazo, que en parte originó la eclosión y su aplastante apoyo social. 
El segundo argumento lo sitúo en la constatación de que es, en los territorios pequeños, en los barrios donde el bipartidismo sigue teniendo un notable apoyo social y electoral. Esto quiere decir, que debiera ser allí donde Podemos debiera estar dando la "batalla ideológica" (entre otras tareas) haciendo llegar y explicando nuestra programática. Ell 15M planteaba la necesidad de implantarse en los barrios para seguir creciendo en influencia y convertirse en una herramienta popular de respuesta a la crisis. Podemos no ha priorizado la articulación desde abajo como un elemento de primer orden. Nos hemos limitado a preparar una "máquina electoral" competitiva, creyendo en lo mediático y las redes como únicos escenarios de confrontación pero a mi juicio, esto es un grave error.
Y mi tercer argumento son los propios resultados electorales. A mi juicio el elemento mas serio que ha hecho que retrocedamos de modo global en el conjunto del estado, ha sido el giro en nuestra definición donde, de ser un partido de funcionamiento transversal pasamos a buscar la unidad del espacio de izquierdas. Esto en lo que a la reflexión que expongo, significa un abandono del "no nos representan", que también abanderó el movimiento como reivindicación. Es decir, una vez mas olvidamos de donde procedemos para adentrarnos en el mas de lo mismo.
 ¿Estaba IU englobado en ese rechazo del 15M hacia los representantes políticos y sus formas?
Este interrogante lo dejo en el aire para todos ustedes y como posible argumento de un nueva entrada en mi blog.
Un abrazo...

No hay comentarios:

Publicar un comentario