viernes, 24 de junio de 2016

LAS DECLARACIONES DE CAÑAMERO.

Las estaban esperando. A estas alturas de la campaña viene como "agua de mayo" a los oponentes políticos este tipo de declaraciones y sobre todo el momento elegido para realizarlas. A mis cortas luces, lo único que se consigue cuando no medimos lo que decimos en un escenario electoral es activar la indignación en los oponentes y movilizar su voto. Aún cuando la razón esté del lado del emisor de la declaración se le debe suponer a un responsable político (que va a representar los intereses de una ciudad, en este caso no es la suya sino la nuestra), la inteligencia estratégica suficiente como para no lanzar "piedras sobre su propio tejado".
El Psoe inmerso en un retroceso evidente y más ocupado en recuperar su voto entre los indecisos, más ocupado en sus divisiones internas que en la situación del país, acoge con sumo gusto estas declaraciones y las eleva hasta el púlpito, en un intento de rentabilizar estos "deslices" inoportunos para nuestro Podemos.
Es más que cierta, que en la transición existieron los GAL, de esto hay documentación en la hemeroteca. Y no es menos cierto tampoco que hubo asesinatos y que todo se entierra y nunca supimos quien era el señor X. Si hubo participación del gobierno del Psoe en esto, aunque a algunos no les agrade que se remueva.
La síntesis que yo logro extraer de toda esta "polvoreda" que se ha levantado, es que a veces la razón no es estratega. Y que es mejor pensar con cierta frialdad en algunos escenarios concretos que usar  la pasión y el desenfreno honesto pero en cierto modo irresponsable con el momento político. 
Cañamero aún llevando razón, no puede a mi juicio, por  inteligencia política hacer estas declaraciones y menos aún en el tiempo estratégico en el que las hace.
Lo que tampoco alcanzo a entender es que el Psoe se lleve las manos a la cabeza porque  al respecto de los Grupos Antiterroristas de Liberación
(G.A.L.) así como de la implicación de personajes del Psoe en el mismo hay abundante documentación en las hemerotecas.

Un saludo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario