jueves, 23 de junio de 2016

UN PODEMOS FUERTE Y UNAS ALIANZAS SÓLIDAS.


Creo a nadie escapa ya, que es Podemos el motor del cambio que se anda produciendo en nuestro país. Por esta lógica, es necesario redefinir el papel de Podemos en Jaén, es imprescindible fortalecerlo orgánicamente y por supuesto, cambiar la anómala situación en las alianzas electorales. Para los que venimos de lejos en este partido, nos resulta inadmisible, por ejemplo, no reconocer a ninguno de los tres concejales nacidos de un proceso que considero altamente dudoso en cuanto a claridad y calidad democrática, como inscritos o miembros o siquiera simpatizantes comprometidos con nuestro proyecto. Esto, desde cualquier punto de vista de la lógica política no es entendible, sino porque haya mediado un proceso como dije “enfrascado en estrategias oportunistas de fuerzas ajenas a nosotros” y completamente desnaturalizado de lo que lo razonable dicta. No es entendible porque deja a nuestro partido sin ningún resquicio de espacio institucional. Podemos debe ser la cabeza de cualquier alianza electoral, porque es el motor del cambio.
¿Habría que abandonar entonces las actuales alianzas electorales en Jaén? Pues considero que tanto como abandonar no, pero si redefinir. 
Es para mí una condición indispensable que primero se recomponga Podemos Jaén, que aparezca un núcleo mayoritario sobre el que articular este proceso, como dije de recuperación. Es necesario recomponer una dirección de consenso y entonces sí.  Sí tendríamos que definir junto al máximo número de organizaciones posible cual es el modelo de ciudad que perseguimos, así como las herramientas que utilizaríamos para alcanzar ese objetivo.
Si se diera, desde mi punto de vista, todo lo relatado anteriormente, lo más probable es que se activase la ilusión necesaria para cambiar el signo de nuestro ayuntamiento y el modelo de ciudad empobrecida que actualmente tenemos.
Debemos reconstruir un espacio amplio, recuperando lo que se quedó en el camino y alejándonos de obsoletas estrategias internas. Abandonando las consignas y convenciendo con la demostración. Mirando a nuestra tierra y diseñando el cambio que nos reclaman los barrios, el centro y la mayoría de nuestros vecinos. Y todo esto compañeros, si nos ponemos de acuerdo…es posible. Es posible sin el dogma, es posible desde el acuerdo honesto, es posible desde la serenidad y la firmeza. Debemos fortalecer los lazos internos y reaparecer con más energía positiva, con más tolerancia, con más transparencia…
Tenemos que dirigir a nuestro partido a la articulación territorial y darle sentido a nuestro esquema organizativo. Construir círculos en cada barrio posible, con la vista puesta en el proceso municipalista. Dar la “batalla” ideológica allí donde no tenemos demasiada influencia y ganar espacios…construir y sumar compañeros.
Pertenezco a un círculo territorial muy firme en convicciones y fiel a sí mismo y a sus acuerdos y reflexiones. Este círculo (Podemos Peñamefecit) ya está en esta línea. Trabajando duro por una recomposición posible. Por un espacio mayoritario que nos encauce hacia el cambio real, porque como decía Machado, “caminante no hay camino, se hace camino al andar” … súmate, aún Podemos.

Un abrazo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario