domingo, 31 de julio de 2016

Mas que cambio político...cambio de sentido.

Los acontecimientos políticos nos han devuelto al bipartidismo. Quizás no con el papel que han ejercido durante muchos años del "quítate tu que me pongo yo", pero sin duda, siguen jugando un papel primordial en estos días. El nacimiento y consolidación de Ciudadanos, no viene a regenerar nada, yo diría que viene a sustituir, pero no a generar diversidad en el parlamento, porque su discurso no es (aún siendo de derechas) ni alternativo ni innovador al del PP. Está por ver si Podemos tiene discurso propio o este ha sido engullido por la dialéctica obsoleta de las mal llamadas izquierdas.Considero que atravesamos , una obligada reflexión que aún no termina por definir la hoja de ruta correcta.
Lo cierto es, que una nueva situación nos ha sorprendido a todos desde la celebración de las últimas elecciones generales y la publicación de sus resultados (cuando menos sorprendentes). 

Es decir, si Ciudadanos se manifiesta continuista en el contenido programático, sin distanciarse del PP  y Podemos viene a retomar la dialéctica de las izquierdas, andamos repitiendo un esquema bipartidista de modo ideológico. Creo  que las sumas aritméticas y las prisas, generaron un análisis incorrecto que deslumbro a gran parte de nuestro partido, sin caer en la posibilidad de que fuera un error de dimensiones fatales. Por esto ahora el desconcierto es máximo y el aire de cambio ha sufrido un gran revés, que de algún modo y en un plano sociológico se tiene que resolver. Es decir, o Podemos recupera un discurso transversal, pero esta vez construyendo estructura por abajo, o la vida de nuestro partido será la mas fugaz de todo el arco parlamentario.
Una vez mas, el movimiento subterráneo de las correlaciones de fuerzas, de las divisiones ideológicas, de los oportunismos baratos, de las tablas de salvación andan acabando con una gran posibilidad de cambiar la vida de este país. ¿ Como se puede gritar tanto sobre la defensa de los desfavorecidos y situarse tan lejos de ellos?.
Lo que pareció un cambio inevitable, ilusionante, regenerador, etc., se está quedando en una pura quimera. En un partido cuarteado por los intereses que nunca son los de nuestro pueblo y si de alucinados ideólogos que pretenden tener la razón siempre, aunque los acontecimientos dicten todo lo contrario.

Un saludo...desde mi rincón.

No hay comentarios:

Publicar un comentario