lunes, 16 de enero de 2017

Ni Errejón, ni Iglesias ni Anticapitalistas...mas 15M

A todos se les llena la boca de nombrar al movimiento 15M. Todos dicen ser herederos de esa eclosión social que un día no muy lejano ocupo las plazas y nos dijo de modo mayoritario que ese no era el camino. Una eclosión social que se convirtió en un movimiento apoyado por la inmensa mayoría de nuestro pueblo durante un periodo considerable. 
Ser herederos del mismo, entiendo yo, que es recoger sus propuestas políticas, sociales y culturales y convertirlas en los ejes centrales de funcionamiento de una estructura política y no la mera cita oportunista en el momento interesado. Analicemos entonces las características centrales del 15M  y su contenido político social y cultural.
Lo primero es que debemos considerar es que hubo una apuesta nítida por la TRANSVERSALIDAD. Esto se repitió en cada asamblea, donde la apología a los partidos o sindicatos era rechazada de modo tajante y mayoritario. Hubo muchas consignas coreadas en esta línea, pero podemos sintetizarlas en una que sobresalió al resto: QUE NO NOS REPRESENTAN. Es decir, si el 15M consideró que los partidos tradicionales ya no servían a la representatividad, es obvio que no pretendía la unidad de la "supuesta izquierda", ni ningún proyecto que apuntase en esa dirección sino mas bien la superación de la constitución del 78. ¿ Porque un sector de Podemos se empecina en llamarse heredero del 15M sin asumir las herencias del mismo?. Rápidamente nos convertimos en un partido político, bajo el argumento de que era la fórmula adecuada para conquistar  el cambio político desde la tribuna electoral. Pero esto no se ha dado...¿ y si la fórmula movimiento político y social con candidaturas populares abiertas fuera el camino?
Pero sigamos analizando características del movimiento. Nos resulta obvio comprobar que la ocupación de las plazas públicas y la conversión en una acampada ciudadana gigante durante un tiempo prolongado, constituye un hecho de desobediencia civil de gran dimensión. ¿ No?. O sea, otra de las herencias sería sin la menor duda la DESOBEDIENCIA CIVIL, y tampoco se vislumbra por ningún sitio en nuestro partido.
Otro elemento que definió al 15M fue la consigna de ARTICULARSE EN BARRIOS. ¿ Esto que significa?. Pues a mi juicio, que era y es necesario un grado de articulación territorial para convertir a los territorios en escenarios de expresión viva de la cultura solidaria, de lucha contra la marginación y la exclusión social. Es decir, no dibujaba un escenario INSTITUCIONALISTA como eje central del cambio político y social reclamado, sino mas bien la organización por abajo de las clases desfavorecidas junto a las clases medias que fueran el marco adecuado para la creación de candidaturas populares.
Podemos hacer una pequeña síntesis del análisis anterior diciendo entonces que sentirse heredero de este movimiento es de algún modo sentirse transversal, desobediente civil, organizado en territorios y considerar el institucionalismo como un elemento mas y nunca como el central.
Pienso que esta experiencia histórica que no hace mucho desbordó a nuestro país y que marcó el camino hacia un cambio irreversible de modelos, sigue siendo el mejor y mas nítido referente al que Podemos debe abrazar con mucha mas profundidad de la que lo ha hecho hasta ahora.

Un saludo. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario