martes, 21 de febrero de 2017

Podemos paso a paso, sin fracturas, sin corruptos y creciendo...

Se ha escrito mucho, quizás demasiado al respecto de una posible fractura en Podemos que a la postre, ha quedado en "agua de borraja". Cientos de artículos y entrevistas que vaticinaban "un corto recorrido a la organización morada", han quedado mas en "predicciones del deseo", que no de la realidad bien distinta que andan ofreciéndonos los días. Lo que no se ha escrito, ni se escribe en ningún sitio es que pasado Vista Alegre, nuestro partido es el que con mas solidez se postula en un futuro inmediato.
 Si miramos al PSOE, no podríamos afirmar que es un partido sin problemáticas internas, sino mas bien lo contrario. Las últimas apariciones del ex-secretario general Pedro Sanchez y sus manifestaciones nos revelan con nitidez que en ese partido, si es posible una fractura y a mi juicio longeva. Una división que lleva meses enfrentando a los propios militantes de base. 
Pero si miramos a Ciudadanos tampoco encontramos ese equilibrio y su proyección en el futuro como un partido en auge, sino mas bien un partido poco articulado, monolítico, indefinido ideológicamente y que se debate de modo sistemático en la pérdida de influencia electoral según el Centro de Investigaciones Sociológicas. 
El Partido Popular está marcado para mucho tiempo por el estigma de la corrupción y las puertas correderas y esto a la postre, produce una erosión inevitable. Un congreso de inmovilismo que ha servido para reforzar a Mariano Rajoy en sus aspiraciones personales y al que también le "crecen los enanos" y entre estos a uno específicamente contestón llamado Jose Maria Aznar. A esto debemos sumarle la "presión" que Ciudadanos le infringe en su afán de  buscar un papel que jugar en el espacio mediático. Por lo tanto, no solo no es cierto que nuestra formación "morada" peligre de fractura interna, sino que el tripartito hace aguas por doquier. A Podemos nos toca crecer en la implantación territorial. Nos toca crecer en los barrios donde el bipartidismo mantiene aún un considerable apoyo. Erosionar, desgastar ese apoyo, impulsando desde nuestros círculos propuestas organizativas para los parados, para los dependientes, contra la intolerancia, contra la pobreza energética y un largo etc., demostrando que otra política es posible, desde abajo. Nos queda mucho camino, mucho que mejorar y mucho que aprender. Pero en ello estamos, sin fracturas, sin corruptos, creciendo electoralmente...por mucho que a muchos(valga la redundancia)...les escueza. 
Un abrazo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario