lunes, 3 de abril de 2017

CIUDADANOS: EL SIERVO DEL IBEX35 PARA FRENAR A PODEMOS.

Ciudadanos, el partido de Rivera, rompe el pacto que mantenía con el PP en Murcia. Muy a pesar suyo que ha intentado que el ese mismo partido propusiera otro candidato para no tener que afrontar un gobierno con Podemos y el Psoe o unas nuevas elecciones, opción esta última, que consideran las menos mala. La rotunda negativa a formar gobierno con nuestro partido es un claro síntoma de que han venido al escenario político español con un objetivo muy concreto: parar el crecimiento de Podemos al servicio del IBEX35, que teme la pérdida de sus privilegios. Desquiciados en un "amasijo" ideológico ininteligible, Ciudadanos busca de modo sistemático un resquicio en el arco parlamentario porque con el ataque permanente, con la obsesión "casi militar" contra Iglesias no le va a bastar para mantener el actual apoyo de los ciudadanos. Pero, esta indefinición ideológica, esta tarea de sujeción del PP (a la sombra) choca directamente con aquello de lo que se jactan de modo público y constante, que es su papel "regenerador de la política española". No se puede regenerar y a la misma vez apoyar con tanto ímpetu al partido mas corrupto de la historia de nuestro país, sin rozar el ridículo. Vivir de modo perenne en esta contradicción, le pasará factura mas temprano que tarde. Rivera juega a ser parte de la solución, cuando realmente es parte de un gran problema para la regeneración general de la política en nuestro país. Si el PP recuperara el espacio perdido, la formación naranja no tendría argumento para su existencia. Nacieron para frenar a los partidos y movimientos sociales que emergen de la eclosión del 15M, es decir, para taponar un proceso de cambio iniciado y en ese intento se encuentra, haciendo de títere de un PP que no lo quiere ni como amigo político, que les genera un profundo recelo, aunque no les quede mas remedio que soportarlo como al "revoltoso hermanito menor". El "partido naranja" y su marioneta principal Albert Rivera, sin implantación en los territorios, sin definición ideológica estable y conocida, sin espacio ni papel político que no sea su apoyo a los corruptos de modo camuflado, contradictorio con la regeneración institucional o atacando de modo constante contra Podemos, no va a sostener ese apoyo electoral que en la actualidad reflejan las encuestas y mucho menos va a crecer, porque ello debilitaría al propio PP que no va a consentirlo. Lo que les condena al "bisagrismo" mas absoluto. Esperemos que los próximos procesos electorales, coloquen en su sitio a estos "subordinados del poder político y económico". Allá donde les corresponde, que no es otro sitio que al testimonialismo institucional y social. Un saludo.

2 comentarios:

  1. ÁNIMO PODEMOS, hilad fino y seguid las enseñanzas de aquella escuela de sabios de la antigua Grecia que decía a sus alumnos: hablad poco, escribid lo menos posible y pensad mucho

    ResponderEliminar