miércoles, 26 de abril de 2017

ERREJÓN Y LA CADENA SER.

La Cadena Ser alimenta un enfrentamiento para desacreditar a Podemos.

La polémica ya ha saltado a las redes sociales por las constantes publicaciones desde diversos medios. Según éstos, Iñigo Errejón ha sido apartado por Podemos de las invitaciones de la Cadena Ser a algunos programas radiofónicos. Incluso Gabilondo, ha hecho varias referencias manifestando que es un error no calculado tratar de "imponer" a un medio privado la presencia de una portavoz oficial de Podemos, que según las informaciones es Irene Montero.





A mi juicio, hay distorsionadas interpretaciones por parte del medio de comunicación y me explico. En principio, no hemos leído al compañero Íñigo, manifestar malestar o discrepancia alguna, por lo que entiendo este tema tiene mucho de artificial. Podemos tiene todo el derecho a decidir, quienes son sus representantes oficiales en los medios de comunicación. Es más, según ha manifestado Irene Montero, esto responde a la política de feminización de nuestra estructura aprobada en la II Asamblea de Vista Alegre, lo cual lo hace estatutariamente posible y normal. Pero no es menos cierto compañeros, que la Ser es un medio privado y como tal, elige a sus invitados a la programática de la entidad.

De cualquier modo, asumiendo que hay que conjugar esas dos realidades de modo eficaz, no deja de ser curioso que este elemento haya producido la crispación del medio y de su consejo de administración. Y para contextualizar un poco, debemos analizar a la figura de mayor influencia en este medio que no es otro que Juan Luis Cebrian, un personaje al que nuestro partido ha situado en el "tramabús", por sus "tejemanejes" con el poder político y económico, ejerciendo con prepotencia un "amiguismo" que ha merecido ser nombrado como uno de los "indeseables" de nuestra organización.



Mi opinión personal es que esta cadena al igual que otros medios que ya han mostrado su animadversión hacia nuestra fuerza aprovecha y aprovechará cualquier cobertura o resquicio informativo para desacreditarnos, porque su alineamiento con el bipartidismo ha sido y sigue siendo notorio. Pretenden mantener vivo un enfrentamiento que a estas alturas no hay constancia exista entre Pablo Iglesias e Iñigo Errejón, como ya hicieran previa, durante, y posteriormente a Vista  Alegre, con el único objetivo de desestabilizarnos. 
Podemos elige a sus representantes en los medios esto es de lógica política, pero no podemos esperar de este tipo de informadores que nos esperan con la "escopeta cargada", mas que la intoxicación que perjudique a Podemos.

Un saludo.

1 comentario: