jueves, 13 de abril de 2017

MIEDO A PODEMOS DEL TRIPARTITO QUE INTENTA ACABAR CON LA ACUSACIÓN PARTICULAR...


En plena "orgía" de procesos a  corruptos en nuestro país, el debate de los aforamientos adquiere una especial relevancia porque esa figura (aforado) está dejando sin castigo jurídico a miles de personajes que se pasean inmunes por nuestras ciudades aún habiendo cometidos delitos tipificados en nuestra legislación. Debemos preguntarnos porque en España hay mas de 10.000 aforados, de los cuales 2.300 son políticos y la mitad de estos diputados autonómicos, mientras que en países como Alemania, Inglaterra, Italia o los EE.UU no hay ninguno. En esta "cuna de corrupción" se "mima" en cual banquillo se sientan los altos cargos, así por ejemplo, un diputado autonómico solo puede ser juzgado por el Tribunal Supremo o el Tribunal Superior de su comunidad.



En Murcia, el PP rechaza la eliminación de los aforamientos que le ha solicitado su socio Cs de forma tímida ya que este partido naranja que "se llena la boca" de regeneración y lucha contra la corrupción no considera que su propuesta sea una condición imprescindible para  apoyar el gobierno murciano.
Que ni PP ni PSOE están por acabar con los aforados es una obviedad que resalta a la vista, porque ambos han disfrutado de mayorías absolutas para haber eliminado o limitado esta figura y no lo hicieron. Esto sumado a la tímida respuesta  de Rivera ante la negativa del PP a su propuesta de acordar la reforma urgente del estatuto de autonomía para eliminar los aforamientos en la región de Murcia, nos lleva a la conclusión de que el tripartito no esta por eliminar este privilegio y solo interpreta una obra de teatro pactada, de cara a la opinión pública. El PP incluso anda planteando ampliar esto a parte de la casa real y atrás quedó la reforma "express" que Ciudadanos pedía al gobierno tiempo atrás,sin demasiada convicción.
Una vez mas queda claro que Podemos es la única fuerza política que apuesta por la transparencia y que se sitúa en frente del tripartito en sus pretensiones de mantener a  nuestro país como un "cortijo con privilegiados". El miedo que tienen estos partidos a las acciones de carácter jurídico que pueda adoptar Podemos los está conduciendo a, no solo no acabar con los aforados, sino que también a plantear la limitación de las acusaciones particulares y a mi modesto entender...se pondrán de acuerdo en proteger a sus corruptos.


La vida política española se polariza cada día mas. De un lado están los que apuestan por la recuperación de un modelo bipartidista (que incluye a tres partidos) que nos ha conducido a la mayor crisis de nuestra historia empobreciendo a la población y de otro nuestro partido junto a las fuerzas del cambio intentando dignificar este país con transparencia y honestidad.
Un saludo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario