lunes, 24 de abril de 2017

RIVERA "REGENERA EL PAÍS" HACIENDO DE GUARDAESPALDAS DE LOS CORRUPTOS...DE RISA

Rivera en su idilio con la derecha.
Hoy dimitirá Esperanza Aguirre y algunos decimos "ya era hora". Seguramente y conociendo los desmanes de esta señora, no lo haga por su gusto sino mas bien, por la tremenda presión que desde su propio partido le andan inyectando para que haga efectiva la renuncia. 




La operación "Lezo" la ha hecho desmoronarse. La ha presentado ante la opinión pública "lloriqueando" quien sabe si la encarcelación de su "amigo del alma" o el miedo que le produce la cercanía a su persona de las investigaciones judiciales y veremos el resultado que nos depara esta historia de corruptos. Pero no hay que dejarse engañar, con Aguirre no se cierra nada, aunque pretenda ser un ejercicio de marketing aparentando una esterilidad que no es real. Y no se cierra nada porque Madrid es el máximo exponente que tenemos hoy para mantener la teoría del uso de esta comunidad como "su cortijo personal", solo que le han salido "demasiadas ranas". 
Que el Partido Popular es un partido corrupto es una realidad que ya dejó de ser política para ser jurídica y cuanto mas tardemos en desplazarlo del poder en nuestro país, mayor será el daño, social y económico que va a dejarnos de herencia. Y aunque le salen "guardaespaldas" en sus fechorías, como el partido de Rivera que lo sostiene y al cual, el grueso de tramas que aparecen lo deja en el mas absoluto de los "retratos", ya no es posible creer en la limpieza del PP sino desde la connivencia.

Ciudadanos protegió a Aguirre hasta que fue insostenible hacerlo y ahora protegerá a Cifuentes hasta que también se haga imposible por la contundencia jurídica. Tenemos una corrupción sistémica esto es un hecho y esta viene de la mano de la derecha reaccionaria de este país y de la implicación connivente de los políticos que hacen uso normalizado de "las puertas giratorias". La posición del partido naranja, es sencillamente bochornosa. Ha alardeado de regenerar la vida política española, pero sigue protegiendo a la corrupción que dice repudiar y sosteniendo corruptos indeseables. Su "carátula de regenerador" produce cierta mofa y su verdadera cara es la que todos conocemos: nace y trabaja para impedir el ascenso de Podemos al gobierno del país. Nace para lo contrario de lo que se jacta, porque la erradicación de las "mafias y tramas" solo es posible realizarla desde la limpieza y transparencia democrática que representa nuestro partido. Ciudadanos lo retrasa todo. Busca vías alternativas para que Podemos no obtenga notoriedad en el parlamento, trata de opacar la labor de desinfección que protagonizan nuestros diputados y nuestra organización en su conjunto. Es un "colchón permanente" que trata de impedir la limpieza de las cloacas del estado, aparentando estar en lado de los transparentes y en esta interpretación le acompaña alguna que otra marioneta el PSOE. 

En definitiva, en este país no solo hay una derecha política y económica que heredamos del franquismo y que son la fuente de la corrupción perenne, sino que a la misma le ha salido un "gladiador cómplice" que la cubre y unos "primos de zumosol" como Felipe Gonzalez que trata de legitimarlos por puro corporativismo. 
¿Corporativismos de privilegios?.
Un saludo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario