domingo, 7 de mayo de 2017

NI SUSANA NI SANCHEZ: LA MILITANCIA DEL PSOE.


SUSANA DÍAZ Y PEDRO SANCHEZ...¿ENEMIGOS?
La síntesis del debate congresual que impregna al PSOE, es la sencilla dualidad de mantener al PP en el gobierno del país o no. En este escenario y asumiendo que Susana Díaz representa el "SI"  al actual gobierno y Pedro Sánchez el "NO", este último se convierte en candidato preferencial de la mayoría de nosotros. ¿ Pero este planteamiento es real?. 






A mi juicio no. Sanchez ha demostrado ser un personalista que puede virar hacia cualquier posición, siempre que el mantenga el estatus que persigue. Es este socialista el que quiso "vender" que su pacto con quienes hoy sujetan fuertemente al PP en el poder (ciudadanos) era un pacto de cambio y la realidad que comprobamos todos a diario es bien distinta. Ciudadanos es un socio fiel de la derecha corrupta y nació con el exclusivo pretexto de frenar el avance de las fuerzas del cambio. 
Tampoco podemos olvidar que Sánchez fue el mejor aliado de Susana Díaz para que Eduardo Madina no avanzase hacia la secretaría general del PSOE.
Con este tipo de argumentos vengo a decir, que si bien necesitamos que la derecha del PSOE sea derrotada en su congreso, no es menos cierto que la figura de Sanchez no ha generado ninguna confianza en Podemos y no hay nada mas que ver sus declaraciones al respecto en la hemeroteca. 

No es de recibo, que todo su equipo, el que le acompañó en su andadura al frente del partido y el que se supone diseñó el discurso que hoy abandera Sanchez, esta alineado con su adversaria.
La única confianza que tiene Podemos en el congreso del PSOE es, en lo razonable de su militancia que considera que Rajoy y su partido corrupto han empobrecido nuestro estado  y no pueden ser parte aliada en su política. Quizás sea por este motivo, por el que Podemos ha convocado la movilización del día 20 de Mayo, no tanto para posicionarse por un candidato concreto, sino por avanzar juntos, desde abajo, en el cambio que todos deseamos. 




Este a mi juicio, es el "Talón de Aquiles" que se dirime en ese evento. Es decir, hasta donde una militancia que ha manifestado desear un cambio profundo en el país, es capaz de influir en un aparato de partido que se ha mostrado de modo longevo como inmovilista y con un funcionamiento al margen de sus bases. Como la lógica de "los de abajo" se impone sobre los criterios burócratas y las estrategias personalistas de poder.

No solo es necesario que Pedro Sanchez sea el ganador de ese congreso, sino que ademas, es imprescindible que los militantes muestren su deseo de virar hacia posiciones de izquierda de una manera mucho mas contundente. Que este congreso sea de regeneración y que nuevos dirigentes representen ese deseo de cambio de sus bases y que sean capaces de pensar en un país para las familias y no para el poder económico como sus antecesores.

Esperemos acontecimientos. 

Un saludo. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario