martes, 13 de junio de 2017

DESACREDITAR A IGLESIAS ES LA ESTRATEGIA DEL NUEVO PSOE


El PSOE no se regenera y busca el desprestigio de Pablo Iglesias

Conforme habíamos publicado en otros artículos anteriores, el "posible giro a la izquierda" del PSOE se está quedando en "agua de borraja". La actitud y el discurso tanto de Ábalos como de otros dirigentes socialistas en los medios de comunicación, comienzan a indicar cual va a ser su estrategia para con el partido de Iglesias. La consigna es casi "una reliquia ya": Podemos tuvo la oportunidad de votar a Pedro Sánchez como presidente del gobierno y no lo hizo". Y yo me pregunto: ¿ Y este es el argumento que van decir a sus militantes para seguir apoyando mas al gobierno corrupto y Ciudadanos que a Podemos?. ¿ Piensan que las bases socialistas no padecen el paro, la precariedad, la marginalidad y que como todo el país no quiere un cambio ya?.



Como ya  adelantábamos hace pocos días, el PSOE ha priorizado su estrategia de recuperación como partido a posibilitar un cambio que espera la mayoría de los españoles, incluidas las bases socialistas. 
El equipo de Sánchez ha elegido el camino de la inclusión y el reacomodo de los barones, el "susanismo"y las "viejas glorias" en su nueva hoja de ruta, situándose en contra de todos los militantes que en su día lo apoyaron en las primarias y que optaron por un proceso de regeneración interna que no se va a dar, 
Las declaraciones de todos los dirigentes socialistas a los medios están cortadas por el mismo patrón, desacreditar a Pablo Iglesias con el calificativo de "no confiable" y en algunos casos usando la indigna táctica de ensalzar a otros miembros de Podemos ridiculizando al secretario general . No les sirve que Errejon se posicione nitidamente junto a Iglesias y Montero, siguen profundizando en esa burda argucia en esta primera fase pos primarias del PSOE.
Desde su despacho en la sede, Sánchez ha lanzado la consigna de que su partido es la alternativa. Lo que viene a decir, es que no contempla ningún tipo de contacto para forzar la salida del PP del gobierno, junto a  Podemos y que por el contrario lo considera  el enemigo al que debilitar para producir el "hipotético" trasvase de votos 1ue alimente la supuesta recuperación del PSOE.



No se si los dirigentes del socialismo español han oído hablar de la crisis mundial de la socialdemocracia o si acaso piensan que ellos están al margen de la misma, por la cara bonita de su secretario general. La única posible recuperación de este partido, a mi juicio, es con un giro hacia la izquierda visible y útil en el actual contexto político. Un giro que demuestre su distancia con el bipartidismo que fomento e impulsó  y una autocrítica por su papel de sujeción de parte de las políticas neoliberales en toda la transición española.
Esperemos acontecimientos pero los pocos indicios no auguran un futuro acercamiento entre las fuerzas que harían posible la salida de Rajoy de la Moncloa. Espero por el bien de los españoles estar equivocado.
Un saludo.

1 comentario: