miércoles, 21 de junio de 2017

SANCHEZ JUEGA A ENGAÑAR A PODEMOS CON MAS DE LO MISMO.

El PSOE vuelve a situarse mas cerca de Ciudadanos que de Podemos


Pedro Sánchez juega en el filo de la navaja. Parece querer regresar a una situación que ya vivimos en el 2016 en la cual nos presentó un acuerdo de  pacto de investidura con Ciudadanos que consistía en una serie de puntos que después han sido asumidos por propio el PP en su acuerdo con la fuerza naranja y al que pretendió sumar a Podemos. Hoy Ciudadanos no dejará la falda de un PP en descomposición por la corrupción, al que pretende fagocitar.


Es por esto, que desconcierta que Sánchez haya pensado en repetir el modelo de un tripartito  para  sacar al PP del gobierno. Y desconcierta aún mas, que  sumar a un acuerdo a Ciudadanos forme parte del cacareado "giro a la izquierda". Esto plantea una interrogante: ¿ Busca realmente como derrotar al gobierno con un pacto de fuerzas alternativas junto al sentir de las bases o esta jugando a un discurso ficticio que lo que pretende es engañar a Podemos y propios sus militantes?.
Está claro que tanto Sánchez como Rivera van a optar por no seguir la senda de la moción de censura que inició Podemos. Incluso veremos como Iglesias se convierte en la diana de muchos de los ataques de estas dos fuerzas políticas, porque es parte de sus correspondientes estrategias. Ya los vemos coincidir en la vía de los acuerdos puntuales contra el gobierno y esto es sintomático. Esto significa apostar porque el PP agote la legislatura obviando la necesidad de una salida urgente a la situación de la mayor parte del país y no sabemos si esto será asumible por ese sentir de las bases que quieren el "no es no" al PP.
El nuevo equipo del PSOE realiza, desde mi punto de vista, dos estrategias distintas. Una es rupturista con el pasado para el interior del partido, que ha aislado a los sectores mas críticos con la "nueva hoja de ruta" en el congreso, conforme han pedido los militantes.  Y otra de cara a vestir el acuerdo con Podemos de "imposible"  por el veto de ambas fuerzas (Podemos y Ciudadanos) a sentarse a una mesa. Así justificará la imposibilidad de buscar un acuerdo de gobierno alternativo con las fuerzas de izquierda y no tendrá que seguir retratándose con el tema de referéndum catalán, que tanto escuece en su partido. 
Las cartas que muestra el nuevo PSOE no vislumbran ningún movimiento dirigido a desalojar al PP de la Moncloa, sino que pareciera una apuesta por  mantener en el gobierno un PP corrupto y abanderar una oposición que pretenda acuerdos puntuales a dos bandas para debilitarlo. Pero esto, no es echar al PP del poder, sino mas bien legitimarlo para toda la legislatura.



Desde mi punto de vista, no hay giro alguno en el PSOE sino una estrategia que prioriza su recuperación a medio plazo, por encima de la situación de empobrecimiento que viven los ciudadanos que tendrán que esperar al 2019 (porque así lo dicta Sánchez) para que salga del gobierno el partido mas corrupto de la historia de la democracia y que mas ha profundizado en la desigualdad social de nuestro país.
Ciudadanos como era previsible ya ha manifestado su disposición a acuerdos puntuales con el PSOE porque así, le ofrece una salida a Sánchez para que éste no busque un gobierno alternativo desde la izquierda con una moción de censura para después del verano, a la vez que sujeta al PP sin ningún tipo de reparo.
Sánchez es un ilusionista que juega en la cuerda floja...veremos si llega a buen puerto.
Un saludo.

2 comentarios:

  1. Justo lo que yo pienso, pero expuesto por escrito mejor de lo que lo hubiera hecho yo.
    Ojalá sus votantes se den cuenta que lo dudo porque en este país hay mayoría de ignorantes políticos y pasotas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Yaya, esperemos las bases del PSOE vean claro lo que pretenden hacer...un abrazo.

      Eliminar