jueves, 3 de agosto de 2017

PODEMOS ATENTO A LA DIVISIÓN DEL PSOE.

Seguro que Iglesias toma buena nota de la situación actual del PSOE.




















La indulgencia en el proceso de regeneración que el equipo de Pedro Sanchez ha ejercido con los sectores mas duros del partido, les esta pasando factura. Podemos recordar que después de una victoria aplastante en las primarias, nos hablaban de "recomponer el partido de modo incluyente". 



Supongo se referían a lo que anda sucediendo en la actualidad, es decir, que el núcleo duro del PSOE (Page, Lamban, Díaz, Vara y algún otro) permanece intacto y es este mismo  bloque que junto a los González, Guerra, Bono, etc., se han atrincherado en territorio andaluz y han declarado la guerra abierta a la nueva dirección del partido.
Pero este PSOE en ebullición, esta fuerza que se visualiza como dividida, rota en algunos casos, no va a poder superar los viejos fantasmas que acechan y remontar unos resultados electorales que a la mitad del propio partido (susanismo) no le interesa remonten. 
Tampoco, en mi opinión, este PSOE está en condiciones de disputar a Podemos su espacio electoral sino mas bien podría suceder lo contrario y el desánimo, la desilusión de las bases socialistas que esperaron el "no es no" y que apostaron por la regeneración los pueda hacer cambiar su voto y predilección por políticas nitidamente de izquierdas, mucho mas críticas con los corruptos y el gobierno del PP.
La dirección de Podemos no es ingenua y a buen seguro anda tomando nota de lo acontecido en el congreso andaluz y el cruce de declaraciones de Susana Díaz con la dirección federal. Iglesias persigue el desalojo de los corruptos del poder y necesita un PSOE unido que apueste por las políticas del cambio y considere la posibilidad de una moción de censura a Rajoy o no le quedará mas opción que buscar un sorpaso en la búsqueda de una mayoría que conquiste el gobierno del país.
En la actualidad y desde mi punto de vista, el llamado "susanismo" es el mejor aliado de la derecha mas corrupta de Europa. Las afinidades de este bloque de barones bipartidistas con el partido de Rajoy se hace mas que notable y el ataque permanente, casi obsesivo a Podemos el común de sus intervenciones públicas.


Los próximos sondéos o encuestas electorales, van a mostrarnos (me aventuro a predecir) que el impulso de las primarias del PSOE se terminó e incluso que podría iniciar un retroceso de apoyo electoral que se reflejaría en los próximos meses.
La gran paradoja de toda esta situación es que, es el partido socialista quien mas necesita a Podemos para mostrar su giro a la izquierda sino desea que la frustración de sus bases se convierta en un órdago irremediable que frustre las perspectivas de recuperacion.
Un saludo y hasta otra...

No hay comentarios:

Publicar un comentario