sábado, 5 de agosto de 2017

PODEMOS MUY SÓLIDO, EN LA ENCUESTA DEL C.I.S.

Podemos resiste el empujón del nuevo PSOE y crece seis décimas.

Ya llegaron. Después de una temporada llena de acontecimientos que de un modo u otro iban a alterar el panorama político español, los resultados del Centro de Investigaciones Sociológicas vienen a confirmarnos algunas cuestiones que para todos, estaban mas o menos claras y otra que nos han producido algún tipo de sorpresa.

Tenemos que contextualizar una encuesta que recoge los impulsos sociológicos de después de la celebración de las primarias del PSOE y la euforia que produjo el regreso de Pedro Sanchez después de haber sido forzado a dimitir. El caso del Canal de Isabel II, la dimisión de Aguirre, los nuevos casos de corrupción, las reprobaciones a ministros como Montoro o Catalá, también se producen en este contexto con  sus lógicas consecuencias en las intenciones y predilecciones de partido, voto o líder político.
En principio podemos afirmar que nuestro país desea un giro a la izquierda. La suma de los hipotéticos votos recibidos por los partidos de la izquierda (PSOE y Podemos) superan en dos puntos a los que suman PP y Ciudadanos. Se ha cambiado la inercia que nos conducía a una supuesta mayoría absoluta con los votos de estos dos partidos.
Es obvio que es el partido de Sánchez quien recoje el mayor ascenso, que lo hace en cuatro puntos, pero no es menos cierto que estos son a costa de PP y Ciudadanos que descienden los dos. Es decir, el incremento del PSOE se lo resta a la derecha y no a Podemos como muchos pensaron. Sánchez debiera de haber tomado buena nota, que atacar a Podemos no le resulta rentable electoralmente. 
Desde mi punto de vista, este importante ascenso del nuevo PSOE es artificial y no va a mantenerse mucho tiempo, ya que está condicionado al "no es no" a Rajoy (lo cual lo fuerza a distanciarse de una posible alianza con Cs) y a que este partido se mantenga unido, cuestión que en el congreso andaluz ha quedado pulverizada, después de la intervención en el mismo, de Susana Díaz y que provocó la respuesta de la actual dirección federal.
Podemos, en un marco muy hostil, con un Sánchez crecido, con algunas disensiones internas (los anticapitalistas mostraron sus diferencias antes de la moción a Rajoy), después de dos fallidas mociones de censura (con el desgaste que ello supone) y sometidos a un ataque constante con el argumento de la  actualidad venezolana por la derecha política y mediática, no solo ha mantenido sus resultados, sino que los ha incrementado entre seis y siete décimas, lo que desde mi punto de vista es un aviso de la fortaleza en la fidelidad de voto a Iglesias.  
Estos resultados del CIS nos marcan un horizonte de inicio de recomposición de nuestro país con un giro hacia políticas de izquierda. El final de las políticas de austeridad con un hipotético acuerdo entre PSOE y Podemos pero también vienen a decirnos que el garante de giro socialista a la izquierda, sigue siendo el peligro de sorpaso (Podemos crece) de la fuerza morada.
Aunque parezca extraño, mi opinión es que quien mas reforzado sale de este sondeo del CIS es Podemos, porque demuestra una solidez que lo catapulta hacia próximas confrontaciones electorales con unas perspectivas de mayor crecimiento.
Un saludo y hasta otra...

No hay comentarios:

Publicar un comentario