lunes, 4 de septiembre de 2017

LA DERECHA INSTRUMENTALIZA EL ATENTADO Y LA SITUACIÓN CATALANA.

La derecha, la española y la catalana siempre se han entendido


Nunca un acto de carácter terrorista ha sido mejor instumentalizado por fuerzas políticas corruptas y con mucho que esconder. Por encima de responsabilidades, de la cacareada unidad del estado, lo que ya huele a podrido es la longevidad de las repercusiones en el ámbito político del terrible atentado en las ramblas. 



Es el PP a la cabeza quien se frota las manos y genera polémicas constantes en torno al tema del terrorismo y lo enlaza directamente con el proceso separatista catalán. Desde mi punto de vista, lo que hace es tratar de desviar y minimizar los efectos negativos del caso Gurtell que en este momento es el más mediático.
Es también la derecha catalana la que anda en un perfil bajo. Son los Pujol y otros corruptos los interesados en que el foco de atención se desvíe a otros acontecimientos y el atentado y su instrumentalización política les viene como anillo al dedo.
También Ciudadanos se retroalimenta de la polémica y alimenta el fuego de los "bolardos catalanes" en línea con las críticas mas reaccionarias de la derecha y dicho sea de paso, "reconfirmando"su obsesión contra Podemos.
¿ Y el PSOE?. Es curioso lo que ha llovido desde el "no es no" a Rajoy, que aún está por concretar. El papel que este partido se ha propuesto jugar en la crisis en Catalunya, le está conduciendo a una alianza de facto con los sectores mas inmovilistas de la política española. Un frente llamado constitucionalista donde tiene el lujo de compartir políticas con Cs y PP  y que se muestra incapaz de hacer visible su modelo de estado confundiendo a todo el país con su famoso "nación de naciones" que aun no ha sabido explicar con claridad a los ciudadanos.
Obviamente este escenario que es favorable a todos estos partidos, no lo es para Podemos que necesita que la realidad de la corrupción política y de la indefinición del PSOE pasen a un primer plano de la actualidad del país. Que dejen de minimizarse los casos de corrupción y que de una vez los socialistas definan nítidamente su posición ante la oferta de encabezar una moción de censura contra Rajoy que al fin, le muestre el camino de salida de la Moncloa.


Podemos no puede ni seguir mostrando sus divisiones internas con tanto efecto mediático, ni dejar que se difumine el espacio donde la fuerza morada se fortalece: En la denuncia institucional y la movilización social. 
Podemos debe seguir avanzando en articulación por abajo, en ampliar su base social, en seguir apostando por el cambio en contraposición con el intento de  normalizar una nueva realidad social (que ha empobrecido a las clases medias y populares) que pretenden asumamos sin hacer mucho ruido.
Rajoy y sus aliados buscan que las primeras planas de los medios las ocupen noticias que no afecten a su desgaste electoral mostrado en los últimos sondeos por el CIS durante muchos días. Es la táctica del calamar, lanzar tinta para que nadie vea nada.
Un saludo. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario