sábado, 7 de octubre de 2017

PODEMOS REPRESENTA, LA ÚNICA VÍA POSIBLE DE RESOLUCIÓN DEL CONFLICTO CATALÁN.



Dos "trenes con mucho en común" se aproximan a un punto de colisión que va a producir grandes daños físicos y colaterales. Dos derechas corruptas utilizan el marco que les propicia este conflicto político para esconder que sus respectivas políticas han significado pobreza y marginación para los ciudadanos. 


Una derecha que nos ha acompañado durante toda la transición, que tiene un origen nítido en el franquismo mas reaccionario y cuyas políticas han sido compartidas (en lo que denominamos como bipartidismo), por la socialdemocracia española encarnada en el PSOE.
Otra derecha, en este caso nacionalista, pero que nadie olvida ha sido también cómplice activo de las políticas del PP y del PSOE en diferentes épocas de nuestra transición. Nadie puede olvidar que los "mossos d'esquadra" que ahora nos los venden como salvadores de los ciudadanos, no tenían ningún pudor en golpear con máxima dureza a los miembros del 15M en sus ocupaciones de plazas en Catalunya. 
Esto no es un conflicto de los pueblos y sus necesidades, no. Es un conflicto de identidad y de intereses de unas clases dominantes, de unas derechas que han entrado en colisión por cuestiones que nada tienen que ver con los trabajadores, los parados, la pobreza, etc. Por esta cuestión, no podemos aceptar esta independencia, porque no tiene un carácter popular pero a la misma vez queda muy claro que ya no es posible mantener la España Una, Grande y Libre que nos sigue proponiendo la constitución del 78. 
La única vía posible de solución pacífica y no traumática del conflicto, tiene como cimiento el diálogo, la tolerancia y abrir el melón de la constitución poniendo encima de la mesa el debate sobre el modelo federal de estado. Quizás esto ya no convenza a la derecha nacionalista, pero desde mi punto de vista, si provocaría la división del frente nacionalista separando a ERC y las CUP de la derecha catalana.
Podemos acierta nuevamente en su análisis. No puede aceptar la independencia, pero si podría proponer un frente para derrotar a Rajoy y reformar la constitución contemplando las necesidades de encaje del pueblo catalán en España. 
El mayor escollo a esta posibilidad real, curiosamente es la indefinición y la cobardía de un PSOE, que argumentando "su papel de partido de estado" junto al PP y CS, olvida que una partido de estado es el que se preocupa de la situación de sus ciudadanos acosados por la pobreza, la marginalidad. Pero a mi juicio, no le queda opción a este PSOE aliado de la derecha, que cumplir el "no es no" y el giro a la izquierda reclamado por sus bases, porque de lo contrario, se encontrará al partido morado detrás de la esquina vestido de sorpasso.
Un saludo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario