viernes, 8 de diciembre de 2017

ABRIR EL DEBATE SOBRE LA REFORMA CONSTITUCIONAL A TODO EL PAÍS, ES INICIAR EL CAMINO HACIA UNA REPÚBLICA FEDERAL.

Iglesias intenta extender el debate sobre nuestro modelo de estado.

La pregunta que hará Pablo Iglesias a Mariano Rajoy en la próxima sesión plenaria de control al gobierno el miércoles es: "¿Considera el señor presidente del Gobierno que en España se cumple y aplica lo que dice la Constitución?".
Desde mi punto de vista, pretende abrir un debate nacional hacia una reforma de la carta magna que tenga consenso en el país. Una reforma que blinde las conquistas sociales, que nos proteja de la corrupción sistémica y el tercero y que plantee una reforma de la estructura del estado que contemple la plurinacionalidad y esto, nos conduce directamente a la senda de la república federal o confederal.

PODEMOS, tratará de salir del esquema de un estado que se blinda para mantener la España heredada del franquismo, que si se viese abocado a reformar, lo haría en la dirección de optimizar los mecanismos represivos aprendidos en la excepcional aplicación del 155 para blindar el modelo de la España Una, Grande y Libre. 

La fuerza morada defiende que la alternativa a ese modelo de estado represivo para con su propia pluralidad es el camino hacia una república federal en la cual si encontrarían encaje las distintas sensibilidades que se conjugan en nuestro territorio.
Hoy pareciera mas necesario y posible que nunca recuperar la aspiración republicana de gran parte de nuestro pueblo y aprovechar de alguna manera la crisis catalana entre las dos burguesías, para trasladar ese debate al conjunto del estado y esto,  no parece ninguna estrategia descabellada sino todo lo contrario.

Esta cuestión, entiendo generaría consensos mas allá, de las fronteras de Catalunya, implicando al País Vasco, al Gallego y algún otro en sus aspiraciones históricas, generando una verdadera crisis en la constitución del 78 y abriendo el camino de su reforma desde una perspectiva global de país y desde el respeto a su plurinacionalidad.
Como vamos viendo a diario, la problemática del independentismo en su conflicto con el estado, amenaza con convertirse en el día de la "marmota" y pudiéramos regresar a una situación que el 155 pretendió resolver pero que, en este supuesto caso, no lo habría conseguido.
¿Que pasaría entonces?.

La cuestión que está sobre la mesa es, si el mencionado artículo constitucional resuelve o no y cómo resuelve los posibles problemas que en el marco de la identidad territorial pudieran sucederse en nuestro país.
Si los acontecimientos nos conducen a una repetición de escenario, significaría en la práctica, la inutilidad del 155 para resolver los problemas de esa índole y estaría abierto el debate sobre el modelo federal de país que propone Iglesias,un debate que implicaría a todo el país, sus territorios,sus agentes y que sería una verdadera alternativa a la situación de fractura actual.
Un saludo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario